Seguridad

 
Los fluidos de soldar tienen la misión de corroer la superficie de los metales. Para conseguir esto contienen ácidos. Estos ácidos también atacan la piel, los ojos y las membranas de las mucosas.

La seguridad en el manejo de los fluidos de soldar puede ser adquirida con simples medidas.

Lea siempre la hoja de seguridad – haga un listado de toda la información importante para un manejo seguro.

Cuando se tenga que trabajar con fluido de soldar de manera directa, se deberá utilizar como norma general protección para los ojos. No está permitido comer, beber o fumar mientras se esté trabajando.

Es frecuente que se necesiten pequeñas cantidades (menos de un litro) de fluidos de soldar, y no se tiene a mano ninguna botella de reactivo para rellenar. En estos casos, lo único que se puede hacer es ir al farmacéutico y comprar una botella de reactivo.


Regla básica: Solo rellene fluido de soldar en botellas de reactivo etiquetadas


El peor error es rellenar el fluido de soldar en una botella de bebida para ahorrar tiempo y dinero. La forma especial de las botellas de bebidas llama la atención, señalando que el contenido es una bebida. Entonces, un sediento compañero de trabajo puede coger una botella, beber y correr el riesgo de morir al momento.
Al beber se producen vómitos. La boca, el esófago y el estómago se queman cáusticamente al momento, y en el peor de los casos, el fluido de soldar pasa también a los sensibles pulmones, que los quema de la misma manera

Beber productos químicos que han sido rellenados en botellas de bebida constituye los casos mas frecuentes de envenenamiento!!!

Evite estos errores. Si necesita botellas para su uso interno pídanos botellas de reactivo con la etiqueta de sustancias peligrosas.

Consúltenos por e-mail o bien por teléfono a:
+34-91-63 46 296